17 may. 2010

Sing me a song, you're a singer

Sería fácil poder copiar y pegar una reseña de la vasta, vastísima carrera de Ronnie James Dio...pero no le haría justicia alguna...

Ronnie James Dio fue parte vital del metal y el hard rock casi desde sus comienzos, con la banda Elf para luego recalar en Rainbow, el proyecto del guitarrista de Deep Purple, Ritchie Blackmore. Esto le valió para ganarse un nombre y respeto como una de las mejores voces del genero y como uno de los frontman más carismáticos de la escena.
Fue el reemplazo de Ozzy Osbourne en la banda pilar del Metal: Black Sabbath, y revivió un gigante para pisar a todo el resto y decír "acá estoy yo", y sin dormirse en los laureles, tuvo una gran carrera solista con discos realmente memorables, himnos del metal, recitales espectaculares y mucho, mucho, pero mucho poder.



Podría putear por no haber ido a tu último recital solista hace unos años, que según supe fue espectacular, y que tocaste como media hora más solo porque te copaste con la respuesta de la gente, pero prefiero recordar el último recital que diste, hace un año, junto a Heaven and Hell, la formación "80s" de Black Sabbath, en el Luna Park.

Voy a poder contar que fue un recital impresionante, que con 60 y largos rockearon como pocos de 40 años menos pueden, que poguée hasta la manija con los clásicos y fuí de los que coreó y coreó y se fue bien adelante y te tuvo a dos metros, y que cuando el recital se terminó quedé frente tuyo y mientras aplaudías a la gente por la entrega, me viste a mi y a mi dedo señalandote que simbolicamente decía "vos, VOS sos el rey", y te llevaste la mano al corazón y sonreíste en agradecimiento...
Probablemente no hayas visto mi cara, no me importa, se que sentiste lo que te quería decír y se notó que internamente te sentiste tocado, porque un gigante como vos, tiene humildad en todo momento.



Ronnie James Dio murió la mañana del Domingo 16 de Mayo de un Cancer de Estómago contra el que luchó muy fuerte, pero no pudo vencer...de todos modos, está de más decír que Dio jamás morirá, siempre estará en los corazones de quienes hayan escuchado su música o lo hayan visto en vivo.

Y si no entienden como una persona de 1,63mt puede ser un monstruo gigantesco, escuchen y miren

Salve Ronnie