15 ene. 2016

Ese personaje llamado Dave Grohl

Venía con éste post en la cabeza hace ya un tiempo, y siendo que justo se está cumpliendo el cumpleaños número 47 del susodicho, tanto aún más pertinente.

Cualquier persona que vive fuera de un termo musical sabe que Dave Grohl es el otrora baterista de Nirvana (no el primero, pero si el que estuvo de Nevermind en adelante) y el hoy líder de la gran banda nueva-con-olor-a-viejo del Rock 'n Roll mundial: Foo Fighters. Ésto no sin remarcar que para llevar a cabo su rol de líder decidió colgar los palillos (que vuelve a calzarse de a ratos) y pasar a la guitarra ritmico-acompañante y cantar.

Pero de lo que quiero hablar es de lo que genera Davidcito en la gente: Con los que he hablado de él les cae 10 puntos o no lo soportan, siendo escasos los que toman una 3era posición, a los que les cae de 10 pero estan medio podridos de él, a los que de vez en cuando me incluyo. ¿Por qué? La razón es simple: Todas las semanas se habla de Dave Grohl, ya sea que hizo algo, dejó de hacerlo o alguien dijo algo de él. Lo que se dice: está hasta en la sopa, cosa molesta en demasía si de movida el pibe te cae mal.

Bue, que se yo...
Hay una cosa que es cierta, Grohl desde que empezó Foo Fighters fue adquiriendo cada vez más cabida en una industria ávida de nuevas estrellas que le puedan generar dinero, lo cual fue exacerbado por una banda que sin demasiados virtuosismos ni originalidad supo enganchar a una generación nueva que quería Rock 'n Roll y canciones con punch y gancho que les hablara a ellos, no a sus padres o tíos, una banda de su época con un espíritu musical que hacia años no se sentía, al menos en el mainstream.

Grohl, por otro lado, hizo un perfecto uso de su personalidad y carisma para reirse de si mismo y aprovechar su fama y reconocimiento para hacer la cantidad de proyectos y colaboraciones que se le vino en gana, desde su proyecto metalero Probot con invitados de la talla de Lemmy, Max Cavalera (ex Sepultura) o Jack Black junto con ídolos de su infancia como Cronos de Venom y King Diamond, a un documental sobre los estudios Sound City (donde se grabó Nevermind, entre otros discos), a invitar a Jimmy Page y John Paul Jones a tocar un par de temas de Zeppelin en Wembley, a participar en la pelicula de Jack Black "Tenacious D: The Pick of Destiny", como el demonio que rockea como nadie en lo que sería el reto final de las peripecias del gordo en la pelicula. Eso sin siquiera empezar a hablar de las veces que ha hecho de productor o tocado en bandas de amigos. Lo que se dice, el pibe se supo dar los gustos.

Para peor de males, Dave hace un uso brillante de las redes sociales y a cada rato postea una foto, un video o algo que hace que siempre haya gente que lo replique, la última gran locura fue la de una bocha de tanos en Cesena se juntaran a tocar todos juntos Learn to Fly un video que se viralizó a morir y que logró que los Foo vayan a tocar al poco tiempo.


Es entendible que si no es santo de tu devoción, lo tengas montado en un huevo, y hasta te entiendo si ya te pudre verlo todo el tiempo, a mi me pasa. Fuera de eso, que razones habría para odiarlo? Que descubrió vida y fama después de Nirvana? Que logró fama sin inventar nada? Que sea un figureti con todo lo que parece ser el metal en algo que parece más una pose? Hay cosas más entendibles que otras, pero por lo pronto yo abrazo la idea de que alguien use su fama para poder darle un poco más de empuje a bandas que son conocidas por aquellos dentro del palo pero que el gran publico no tiene noción de su existencia.

A mi entender, en Dave Grohl encontramos una mezcla de Bono y Michael Jackson de los 2000. Un tipo que colabora con todo el mundo, y usa su fama para poder darse todos los gustos, musicales y de los otros (aunque sin meterse tanto en lo extra musical), o sea, lo que al menos yo haría si estuviera en su lugar. Quizás sea una cuestión de no tan sana envidia de algunos, o una postura anti sistema porque como dije antes, el Rock como fenómeno comercial de masas necesitaba un tipo como el, líder de una banda que bien hoy puede ser lo más cercano a lo que era Led Zeppelin en los 70s, en lo que quiere decir masividad y vigencia.

Por mi parte, brindo por Dave, aunque si le pido que no se exponga tanto, todo el tiempo.

4 piden los bises:

Cabezón dijo...

Coincido bastante, Grohl es un tipo que me cae bien, y me parece espectacular que se haya sobrepuesto - y llevado puesto - a Nirvana, pero me infla las pelotas verlo, como bien decís, hasta en la sopa; es un machaque constante de lo que hace, lo que dice, y su cara... En cierta manera me siento similar con Vedder, con la diferencia de que a Eddie me lo fumo bastante poco, por no decir nada (vuelan zapatos de taco chino y labiales hacia mí), o tambièn con Bono, ya que lo nombrás, como que todo ese "aaaaayyyy, qué copado TODO lo que hace Fulanito" (descubrieron que el ukelele existe después de no sé cuántos siglos) llega un momento que, aún cuando lo banques, rompe las bolas.
Lo bancamos, que se rescate un toque nomás!

Lord Khyron dijo...

No sé si será que no estoy tan pendiente de las noticias pero no lo tenía a Dave tan figuretti y por eso a pesar de que no es una de mis bandas cabecera, si me parece una de las mejores actuales y el me parece un verdadero grosso. Ahora sin duda voy a verlo más seguido solo porque me lo dijiste, jaja.

Figo dijo...

Que lindo volver a leer comentarios acá!

Pues si, en su mayoría creo que nos cae bien el pibe. Quizás es cierto también que en los últimos meses estuve mucho más clavado a las radios rockeras de acá y a cada rato Grohl aparecía en alguna nota.

Lo de Pearl Jam es otro tema, y lo trataré en algun post, si que si.

Natalia Biasi dijo...

Comparto...pero qué sé yo, lo banco igual. Bah lo banco mucho. Awante Davi